el cielo de verano

To see the Summer Sky
Is Poetry, though never in a Book it lie –
True Poems flee –

ver el cielo de verano
es Poesía, aunque nunca esté en un Libro
los Verdaderos Poemas vuelan

emily dickinson

trad.: Analía Pinto

petit acotación: aunque no suelo hacer demasiadas aclaraciones por aquí (ya que está bastante claro, creo, de qué se trata esta matriz) hoy quiero romper ese pequeño esquema y declarar mi inagotable admiración por la poesía de Emily Dickinson desde que alguien, en la facultad, hace más de diez años, me dijera que mis poemas breves le recordaban a los de Emily... las jugarretas del inconsciente hacen que jamás pueda, por más esfuerzos que haga, recordar quién fue esa persona que me hizo volver la atención sobre una poeta que yo, hasta aquel momento, casi no había leído. ¿Era un hombre? ¿Era una mujer? No podría asegurarlo. Fue, sin duda, una suerte de ángel-mensajero, uno de la mejor especie. Las personas que nos ponen sobre la pista de cosas así deberían ser puestas en alguna clase de pedestal: ofician de faros, de flechas que dicen "es por acá" y ¡guay de nosotros si no llegáramos a hacerles caso! Final: en la traducción me permití usar el verbo fly en la acepción más corriente ("vuelan") en lugar de la que realmente corresponde ("escapan"), simplemente porque me sonó mejor en castellano y me dio una sensación de mayor libertad y espacio que es, creo, a lo que apunta el poema.

1 comentario:

estela® dijo...

¡Vuelan! Sí, estos versos vuelan como brisa refrescante en verano.
Y demuestran que en un pequeño jardín también nos sorprende la libertad.

¿qué es p o e m a t r i z?

un festival de versos aptos para toda ocasión

un carnaval carioca para el espíritu

una soga donde colgar los poemas como la ropa al sol

un lago donde arrojar las piedritas de nuestros versos irreverentes

una denuncia permanente del error en el que vivimos

un tónico, un bálsamo contra la injusticia y la fealdad

un mentís a los mercaderes del saber (y a los otros también)

un corte de manga a los poeñoños

un de acá a los que suponen que la poesía es corazoncitos arriba de las íes

un gusto, un lujo, un placer, una panzada de hedonismo al alcance del teclado

una sarta infinita de las más variadas perlas

un regalo, un don de los dioses y las musas

un femenino aporte a la masculina confusión general

una brisa del paraíso

una hoja del otoño

un golpe seco en la superficie dormida de las cosas

una caricia, un abrazo, una palmadita en la espalda

un basta a la mediocridad

un rotundo sí al amor

un definitivo no a la muerte

en definitiva

un tajo, una herida, un túnel, un río, un canal, un parto, una luz, un discurso, una música, un deseo, un estertor, un ay, un hilo, Ariadna, un poema, bah